martes, 21 de octubre de 2008

Gomacio

Ramón utilizando el suribachi
  • 1 taza de semillas de sésamo sin refinar (poner en remojo la noche antes)
  • 1 o 2 cucharitas de sal marina
Importante: Poner las semillas de sesamo en remojo la noche antes.
Tostar las semillas, en una sarten removiéndolas a medio fuegos hasta que huelan a tostado y se desmenucen fácilmente entre el pulgar y el indice. Si la sal esta húmeda, ligeramente tuestela también, luego machaque la junto con las semillas de sésamo en un suribachi (Mortero Japones y pesto), hasta que casi todo este desmenuzado.
Guárdelo en un envase hermético. Si no lo va a consumir en menos de una semana les aconsejo que lo guarden en la nevera.