jueves, 20 de noviembre de 2008

Orden de comer recomendado

Este plan es solo para aquellos que tienen una digestión normal sin problemas serios de salud.
  • 1: Los alimentos de alto contenido proteico al principio de la comida.
Los alimentos con algo contenido proteico tienen prioridad porque requieren gran cantidad de ácido del estomago. Normalmente estos alimentos suelen ser las legumbres, nueces, semillas y productos animal. Cuando los alimentos de alto contenido proteico son consumidos después de los almidones u otra comida, los ácidos del estomago no son suficientes para digerirlo.
  • 2: Los alimentos salados
Una pequeña cantidad de sopa puede comerse al principio si contiene sal y alto contenido proteico y de enzimass, como es el caso del miso o salsa de soja. Lo cual activa y anima el proceso de digestión. De otro modo, la sopa diluiría los jugos digestivos necesario para romper la proteína, por eso debería reservarse para el final.
  • 3: Proteínas, grasas y granos combinan muy bien con verdes y vegetales no almidonados.
Los vegetales verdes son el alimento mejor comido al mismo tiempo que las proteínas o los almidones (granos). Esto ayuda a la digestión.
La proporción de proteínas y almidones es mas fácil de digerir si la proporción en el plato es de una legumbre por dos de grano, así mismo proporciones de una legumbre por siete de grano es muy aconsejable.

En cualquier comida, la proteína es difícil de digerir completamente. Un exceso de proteína, particularmente la de origen animal, que casi siempre contienen bastante grasa saturada, las cuales hacen que la digestión sea mas lenta. Esta situación se empeora cuando los productos animales ricos en grasas son fritos en aceites. La clave para usar grasas y aceites es minimizar su consumo, especialmente en las comidas ricas en proteínas.


  • 4: La fruta y los dulces deberían de comerse solos, o en pequeña cantidad al final de la comida.
Debido a su estructura de carbono hidratos simples, frutas y dulces suponen un problema cuando se consumen con otros alimentos. Pues ellos se digieren primero y tienden a monopolizar la digestión: mientras los otros alimentos esperan y por consiguiente se fermentan.